GUIÓN SOBRE EL TRACTATUS DE WITTGENSTEIN

 

GUIÓN SOBRE EL TRACTATUS DE WITTGENSTEIN[1]

Tractatus: obra de lógica filosófica.

Objetivo: limitar la lógica de la realidad.

Aclarar la naturaleza de las verdades lógicas y su necesidad.

Aclarar la naturaleza – necesidad è verdades lógicas

Sistema simbólico: representativo de una realidad.

Lenguaje: (reflexiones ontológicas y epistemológicas) = Russell.

Teoría del simbolismo: núcleo de la filosofía de Wittgenstein

Filosofía çè matemática y ética.

Condicionada

Estructura cerrada del Tractalus Logicus filosoficus: el orden de su exposición es indiferente.

PARTE ONTOLÓGICA

  • Objeto: es inconcebible al margen del hecho. Entidad lógica esencial: cómo es concebido: condiciones necesarias que posibilitan su ser pensado. Sustancia del mundo.
  • Hecho: Elemento simple del mundo. Su totalidad determina el mundo. Hecho atómico como totalidad indiferenciada.
  • Mundo: es todo lo que acaece, la totalidad de los hechos. Todo lo que es el hecho. Todos los existentes, subconjunto de la realidad.
  • Realidad: los hechos del mundo. Todos los existentes. Y todos los hechos inexistentes.
  • Espacio lógico: estado de cosas posibles, existentes y no existentes, las existentes determinan las no existentes.

TEORÍA SIMBOLISTA

  • Representación: un modelo de la realidad. A otra escala è
  • Necesariamente: una relación de correspondencia.
  • Figura: hecho especial. La realidad estructurada. Toda figura es figura lógica.
    • Estructura figurativa: disposición concreta de elementos de la figura.
    • Forma figurativa: posible por el hecho dispositivo de las estructuras figurativas.
    • Relación figurativa: une la figura y lo figurado.
  • La forma lógica: lo común a todas las figuras. Estructura abstracta de la realidad.

TEORÍA EPISTEMOLÓGICA

  • Pensamiento: figura solamente lógica.
    • Pensamiento: igual a simbolismo.
    • Pensar: es representar la realidad con figuras lógicas.
    • Pensamiento: representación cuya forma de figuración es lógica: agota las realidades.

No se puede pensar lo que no puede darse.

Espacio lógico: no es un plano delimitado: el límite implica dos superficies delimitadas ( la realidad no tiene límites).

 

 

 

 

[1] Apuntes tomados del libro Filosofía del lenguaje de Eduardo de Bustos. UNED 1999

Anuncios
Publicado en Apuntes, resúmenes y reseñas, Temas de pensamiento y reflexión. | Deja un comentario

RESUMEN SOBRE “LA AGONÍA DEL CENTAURO” DE A. GÓMEZ RAMOS

 

LA AGONÍA DEL CENTAURO: CRISIS DE LA FILOSOFÍA DE LA HISTORIA”. DE A. GÓMEZ RAMOS (RESUMEN)

La Filosofía de la Historia ha querido ser toda la historia y toda la filosofía, aparte de una epistemología de la ciencia histórica, una ontología regional, una fenomenología de la historicidad de lo humano y la sabiduría histórica propia de los sabios. Algo así como la filosofía realizada históricamente de modo efectivo en el mundo, de modo que el mundo mismo queda transformado y llevado hasta la filosofía.

El responsable máximo es Marx, quien concibe la historia humana como un lento proceso de liberalización.

Hegel: la etapa final de la historia había llegado.

Historia universal è gran proceso racional al que no podrá escaparse ningún  contenido de lo acontecido efectivamente, aun sin saberlo sus protagonistas.

Una línea no recta, sólo uno era libre è fin de la emancipación universal.

Dice que el inventor fue Voltaire: La philosophia de la historie (1765)

Kant: “Idea para una historia universal en sentido cosmopolita” (1784).

Historia a priori: leyes ocultas que desvelan el curso de las cosas humanas à secreto: el progreso creciente de la especie humana.

Schiller: historia como espectáculo inmóvil ofrecida a nuestra contemplación para nuestro disfrute.

Ilustración: emancipación del ser humano y su autonomía è historia en manos humanas anunciando la perfectibilidad infinita è Filosofía de la historia que nace como un centauro = contradictio in adjectio à la historia (coordina la narración) no es filosófica, y la filosofía (al establecer sistemas) no es histórica.

VARIEDADES DE FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

Idea del progreso: telos de los asuntos humanos. En el siglo XX no existe: sin progreso, hablar de finalidad es ilusorio.

  • No hay una historia, sino muchas historias diversas, las de los pueblos y culturas, inconmensurable pero incompatibles, de las que solo los privilegiados de una época podrían disfrutar = los turistas.
  • Otros desechan la idea de progreso: la humanidad se encuentra en continuada decadencia, marchando hacia atrás. Kant denominaba a los que así pensaban “terroristas morales”.

LA FILOSOFÍA ESPECULATIVA O SUSTANTIVA DE LA HISTORIA

  • Introduce las nociones de sentido, progreso, relato y finalidad.
  • Introducción irracional y acientífica è secularización de la vieja teología de la historia cristiana.
  • Cambio de la providencia por la astucia de la razón y por el progreso la escatología por la teología, la teodicea por la justificación de los males humanos.

LA FILOSOFÍA ANALÍTICA

  • Hacer filosofía de la historia como filosofía de la ciencia.
  • Aplicar el patrón nomológico- deductivo.
  • Ignora la especificidad de lo histórico.
  • Descubre la narratividad como el carácter más propio de la historia.
  • Analizar la historia= analizar la condición de lo narrativo y su capacidad explicativa.

FILOSOFÍA MERAMENTE NARRATIVA

Reconciliación de ambas pasa por un reconocimiento del valor pragmático de lo narrativo.

FILOSOFÍA CRÍTICA

  • La narratividad como vía de salida
  • Critica los delirios especulativos que se juzgan
  • Es crítica de la filosofía, sobre todo. Pero es filosofía porque NO PUEDE no ser crítica de la historia.

LOS ORÍGENES DE LA FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

“Histórico”: modo de considerar un suceso en el tiempo que nació con la filosofía de la historia è se emite un juicio otorgándole un sentido y se lo orienta dentro de una serie de acontecimiento.

  • Historia en griego “historien” è ver e informar de lo que se ha visto. (Polibio y Cicerón) historia magistra vitae. Acontecimiento del pasado con valor paradigmático de los que se puede aprender.
  • La experiencia moderna a partir del renacimiento: una nueva concepción del tiempo è la historia como suceso único y singular: espacio nuevo donde era imposible orientarse mirando hacia atrás. Historia como proceso completo à historia universal.
  • Final de la historia natural: comienzo de un tiempo histórico específico. Dos hallazgos:
    • 1) La historia, producto de los hombres, resultado planificable de acciones. Hacer historia. La historia toda es producto de acciones humanas à campo de responsabilidad y misión
    • 2) Historia como sujeto autónomo con poder superior al de los individuos. Se abre a un futuro incalculable y desconocido, el pasado no enseña nada. Concepto de aceleración del tiempo de la historia.
    • 3) Así la historia se constituye con cuatro rasgos por los que deja de ser maestra de la vida à pensando según se hace y se cuenta.
      • Singularización
      • Temporalización
      • Factibilidad
      • No disponibilidad.
    • 4) La historia y la filosofía de la historia se originan dentro de un mismo proceso.
      • Historia: sólo existe desde la Filosofía de la historia: respuesta a la situación que surge de la Historia.
    • 5) La filosofía de la historia desliga a la época moderna de su propio pasado: nueva conciencia del tiempo à política y profecía.
    • 6) Con la naturaleza se puede hacer de todo; de la historia no se puede disponer (todo es nuevo).
    • 7) La conciencia histórica al comienzo de la historia surge ya atravesada por la cesura entre LO QUE QUISIERA ver y LO QUE ve. Tiende a rellenar las lagunas de ficcionalidad. Kant habla de la historia como una novela.
    • 8) Los ilustrados no creen en una historia maestra del pasado: todo es un tiempo nuevo y distinto.

 

Publicado en Apuntes, resúmenes y reseñas, Temas de pensamiento y reflexión. | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Diálogo breve “Matemáticas Mixtas S XVIII”

  • Este tema trata de las matemáticas mixtas. ¿cuáles?
  • La mecánica y la astronomía, por supuesto.
  • Son efectivamente disciplinas matematizadas, pero, ¿en qué se diferencian de las matemáticas puras?
  • En que las mixtas consideraban la cantidad y la figura relacional con las cosas materiales.
  • Más o menos lo que ahora decimos, aplicadas, ¿no?
  • Pero ¿sabes cuál era su método?
  • El análisis, ¿no?
  • Sí, pero concretamente qué resolvía el análisis.
  • Resolvía problemas mediante el empleo de ecuaciones algebraicas y cálculo infinitesimal.
  • ¿Por qué no se empleaba la síntesis?
  • Sí se empleaba, lo que ocurre es que ésta se asociaba a la geometría.
  • Digamos que el análisis se consideraba resolución, ¿qué quiere decir esto?
  • Pues que el análisis se consideraba el método para el descubrimiento.
  • ¿Cómo? Descomponiéndose el fenómeno en sus elementos constituyentes.
  • A diferencia de la síntesis.
  • Sí.
  • ¿En qué?
  • En que la síntesis se asociaba a la composición.
  • ¿Por qué?
  • Porque presuponía el resultado.
  • Luego, la síntesis podía tomarse como…
  • El método de prueba.
  • El resultado de los dos métodos, ¿cuál fue entonces?
  • Que ambas matemáticas crecieron al compás.
  • ¿Qué matemáticas?
  • La mecánica racional y el análisis matemático, incluyendo series y funciones.
Publicado en Discusiones y diálogos | Etiquetado , , | 1 Comentario

¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA DE LA HISTORIA?

 

¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA DE LA HISTORIA?

1.- GENERAL RECELO HACIA LA MATERIA

Inexistente en Gran Bretaña (1950)

Razón: orientación del pensamiento filosófico è en Inglaterra la filosofía fue filosofía empírica, ciencias naturales.

La historia fue excluida por Descartes del verdadero conocimiento, apenas si existió antes del siglo XIX. No así en Alemania o Italia. La mentalidad y el temperamento ingleses llevaban a la poca afición a la especulación. La metafísica y la moral è escepticismo y desconfianza.

  • Su creador: Vico, aunque su obra fue pasó inadvertida.
  • Fines prácticos: Herder, 1774: Ideas para la filosofía de la historia de la humanidad.
  • Terminó: en 1837, Hegel con sus Lecciones sobre filosofía de la historia.
  • Finalidad: llegar a comprender el curso de la historia en su conjunto.
    • Historia como plan general (unidad)
    • Especulativo: no basado en el estudio directo de los testimonios históricos, a través de consideraciones filosóficas.
    • è el secreto de la historia.
    • Rechazado por los británicos.
  • El idealismo británico se fundó en la experiencia estética, religiosa y social, pero no en la historia, que se consideraba especulativa.

2.- FILOSOFÍA CRÍTICA Y ESPCULATIVA DE LA HISTORIA

La filosofía tradicional, que fue seguida por Marx.

  • Filosofía de la Historia como investigación auténtica. La Historia comprende:
    1. Totalidad de los pasados humanos
    2. Narración o explicación que ahora damos de ellos.
  • El estudio puede versar:
    1. El curso real de los acontecimientos.
    2. Procesos del pensamiento histórico.
  • En similitud con las ciencias naturales:
    1. Filosofía de la naturaleza
      • Se interesa por el curso real de los acontecimientos naturales
    2. Filosofía de la ciencia.
      • Se interesa por la reflexión sobre los procesos del pensamiento científico.
      • Crítica.
      • Rama de estudios auténticos.
      • Al igual que la Filosofía de la Historia, tiene dos problemas filosóficos de índole especulativos y analíticos (quienes rechacen la primera, pueden considerar válida la segunda).

3.- FILOSOFÍA CRÍTICA DE LA HISTORIA

Se presentan cuatro problemas:

  1. La historia y otras formas de conocimiento.
    1. Naturaleza misma del pensamiento histórico, si este conocimiento es sui generis conocimiento perceptivo: hechos (pasado y presente). El historiador tiende a considerar los hechos como leyes generales (positivismo s. XIX). Científico: hay leyes en la historia como hay leyes en la naturaleza.
  2. Verdad y hecho en historia.
    1. Pero los hechos históricos son del pasado y el pasado no es susceptible de inspección directa.
    2. La fuente de los datos no lleva implícito automáticamente su verdad, sino que críticamente se tiene que decidir si se acepta o no y qué parte del hecho se acepta.
    3. Los hechos históricos a comprobar no son nunca simplemente dados: el testimonio no es un dato decisivo para probar la verdad de los juicios históricos.
  3. Objetividad histórica: Dificultades:
    1. Necesidad de objetividad e imparcialidad. Nuestro conocimiento siempre es fragmentario o incompleto; discernir entre la propaganda y los prejuicios.
    2. Desacuerdos entre los historiadores. Varias teorías, con partidarios y detractores; a veces en función de enfoques ideológicos à alejar de la condición científica de sus contenidos. Esta situación puede tratarse de tres modos:
      1. La historia imparcial es una imposibilidad absoluta à los historiadores son influidos por factores subjetivos. No versan sobre lo verdadero o falso, sino lo deseable o indeseable. Los juicios no son cognitivos sino “emotivos”.
      2. No significa que la verdad objetiva no llegue a conseguirse. La historia objetiva debería descansar sobre el estudio objetivo de la naturaleza humana.
  • Objetividad histórica es diferente de objetividad científica. El trabajo de un historiador es una expresión de su personalidad: la historia nos da una serie de imágenes pasadas diferentes pero no incompatibles.
  1. La explicación en historia.
    1. Concepto de explicación: proceso de uniformidades observadas, las cuales pueden verse que siguen a otras leyes de carácter más general. Rasgos:
      1. Reducción de acontecimientos particulares a casos de leyes generales.
      2. Visión externa de los fenómenos estudiados (requerido) è resultado: conocimiento “abstracto” à pero la Filosofía de la Historia ha pretendido un conocimiento concreto.
    2. Unos filósofos resuelven la cuestión de modo negativo: explicación = sólo puede ser de un tipo: científico. Proceso deductivo y en su centro algo expresable en términos generales.
    3. Pero los historiadores no parecen generalizar al modo de los científicos; no intentan aclarar situaciones particulares por referencia a otras situaciones del mismo tipo sino: como UN SUCESO visto como parte de un PROCESO, localizado en su CONTEXTO y mencionándose otros sucesos con los que está ligado. Este proceso de coligación es una peculiaridad del pensamiento histórico.
    4. El pensamiento histórico no difiere mucho del científico, porque el historiador hace continuamente uso de generalizaciones sobre diferentes modos en que los seres humanos reaccionan ante situaciones diferentes. La historia presupone proposiciones generales sobre la naturaleza humana, aunque difiere de las ciencias naturales en que no es su propósito formular un sistema de leyes generales.

4.- FILOSOFÍA ESPECULATIVA DE LA HISTORIA

Existe tendencia a plantear cuestiones sobre el curso de la historia y la naturaleza del pensamiento filosófico.

Dos grupos de estas cuestiones:

  1. Todos los problemas metafísicos de la filosofía tradicional de la historia.
    1. Filosofía de la Historia como exposición del curso detallado de los acaecimientos históricos: verdadero sentido y esencial racionalidad con el problema del interés recurrente, el sentido de la historia.
  2. Filosófico: La filosofía marxista de la historia:
    1. Intenta demostrar por el curso histórico la creación de una sociedad sin clases. Pero su objeto es en realidad presentar una teoría de la interpretación y causalidad históricas è las guerras motrices de la historia son todas económicas.
    2. Esta formulación de una teoría de la interpretación parece más pertenecer a la historia misma que corresponder a la filosofía de la historia.
    3. Los factores económicos son “en realidad” las fuerzas más poderosas determinante del curso de la historia: sostiene que esos factores son y tienen que ser los elementos básicos de toda situación histórica.
    4. La tarea de formular la teoría (defender el materialismo histórico como una verdad necesaria) corresponde al historiador, no al filósofo. Así, el filósofo tiene un interés específico por el curso de la historia. Esto ha de ser si es así, para la totalidad de este curso: por el sentido de TODO EL PROCESO histórico: esto tiene que ser metafísico o no existe, lo que nos da un prejuicio que no está nada justificado.

 

 

 

Publicado en Apuntes, resúmenes y reseñas, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

LA FIGURA FILOSÓFICA DE XAVIER ZUBIRI

 

LA FIGURA FILOSÓFICA DE XAVIER ZUBIRI[1]

1.     Contexto filosófico de su pensamiento.

  • Inicio vinculado a la escuela de Madrid.
  • Su primer maestro: Ortega.
  • Zubiri reconoce su deuda con él:
    • 1936: bodas de plata de la cátedra.
    • 1955: a su muerte.
  • Encuentro con la fenomenología: su tesis dirigida por Ortega es acerca de Husserl.
  • Ortega lo anima a que estudie con Heidegger y éste terminará desplazando a aquél en su formación.
  • Otro aspecto de Ortega influyendo en Zubiri: introducción del pensamiento español en la filosofía moderna. Aproximadamente a lo que hizo Husserl en Alemania.
    • Ortega crea un nuevo estilo de filosofar en castellano.
    • El horizonte de la posmodernidad catalizó en el pensamiento de Zubiri. Este horizonte lo representa Ortega: objetivo, superar la modernidad conceptista y logificada de Descartes.
    • La salida de la racionalidad |la crisis de la modernidad : Zubiri es una respuesta a esta crisis: profundidad y radicalidad, frente a otros pensamientos (débil) atenidos a lo inmediato.

2.     Vida y obras (4-12-1898/ 21-9-1983)

3.     Etapas y fuentes de su pensamiento.

  • Son tres etapas:

1)     1921-1928. Crítica de la modernidad.

  • Husserl: fenomenología para enfrentarse al subjetivismo e idealismo moderno. Ir a las cosas mismas è
  • Modernidad: filosofía = teoría del conocimiento
  • Posmodernidad: filosofía = conocimiento de la realidad misma.
  • à Etapa fenomenológico-objetivista. Obra: “Ensayo de una teoría fenomenológica del juicio”. Su tesis.

2)     1931- 1944. Límites de la fenomenología

  • Límites de a filosofía de Husserl : de la conciencia husserliana a la comprensión heideggeriana.
  • Etapa ontológica: prima la cuestión del ser. Obra “Naturaleza, historia, Dios”.

3)     1945- 1983. Madurez

  • Radicalidad: la comprensión de lo real ni en la “vida” de Ortega, ni en la “comprensión” de Heidegger è en la inteligencia sentiente de la realidad.
  • Etapa metafísica. Obras “Sobre la esencia”; “Inteligencia sentiente” (3 vol.).

4)     Fuentes

  • Ortega: ascendiente e inspirador (Friburgo).
  • Husserl: lectura ontológica, no existencialista.
  • Heidegger: lectura ontológica, no existencialista.
  • Vuelta a Aristóteles (los griegos) vía Heidegger: metafísica, el ser, la verdad, relación ser-verdad, intelección del ser como presencia. Orígenes de la filosofía (presocráticos).
  • El saber científico: planteamiento a la filosofía del reto de la positivización niveladora del ser. Rigurosidad è a la filosofía igual que hace la ciencia (sobre todo la física).

4.     Prolegómenos de su filosofía.

  • Centrarse en su tercera etapa.

Principios básicos de su pensamiento.

a) La metafísica como filosofía radical

  • Escritura estrictamente filosófica. Filosofía pura.
  • Actitud radical ante la filosofía como los antiguos griegos: importa el problema mismo de la filosofía.
  • Dimensión trascendental ante el cambio.
  • Aspecto físico sostenido por el ser è sustrato metafísico.
  • Filosofía: esfuerzo para conocer ese sustrato.
  • El cristianismo desbordó el planteamiento. Dos conceptos:
    • La creación ——- los griegos: el ser
    • La persona ——- los cristianos: Dios creador trascedente.

Teologización de la filosofía.

Metafísica — cristianismo = teleología

Metafísica = teoría de la creación: filosofía no pura.

  • Hacer filosofía: hacer metafísica al estilo griego è fundamento último de lo real sin trascender el mundo mismo – filosofía = metafísica.
  • Nueva reformulación de la metafísica:
    • Física = lo físicamente real. Lo físico
      • Como término de saber positivo: lo real
      • Como objeto de la metafísica: estructura formal de lo real.
    •  lo metafísico= atenerse a lo más radical de lo físico mismo.

b) El concepto metafísico de “realidad”.

Filosofía de Zubiri = filosofía de la realidad. Término metafísico por excelencia.

Realidad (inteligencia) se opone a estimulidad (instinto)

  • Realidad: las cosas se muestran siendo de suyo, en propio, lo que manifiestan y no por otros funcionales que puedan cumplir.
    • El suyo en propio caracterizan formalmente a las cosas, a la realidad è aspecto unificante y básico de cualquier modo de realidad.
    •  carácter trascendentalè excedencia de realidad respecto a los contenidos en que está dada.
  • Lo básico: la realidad aparece originariamente como una formalidad que lo excede.
  • Siempre se habla de realidad desde nuestra intelección, la cual no añade nada a la configuración de la cosa. La cosa real, actual en sus notas, permanece actual en la intelección. Ninguna distancia entre realidad que se actualiza en la intelección y su actualización intelectiva misma.

5.     La intelección de la realidad: la inteligencia sentiente.

  • Saber y realidad son estrictamente congéneres.
  • Congéneres: dos recorridos complementarios
    1. Fijarse en las determinaciones de lo real.
    2. Fijarse en la forma de estas determinaciones (inversa).

a)     La inteligencia sentiente

  • Instrumento básico para abordar el conocimiento de la realidad
  • Al margen del idealismo (identifica lo real y lo racional hasta oponer sensibilidad e inteligencia) y del realismo (la realidad es el conjunto de las impresiones), Zubiri parte del hecho del conocer, del acto mismo de conocimiento.
  • Analiza el sentir y el inteligir como actos: la aprehensión sensible consiste en ser aprehensión impresiva: la impresión è lo formalmente constitutivo del sentir. Tres momentos constitutivos:
    • Afección: del sentiente por lo sentido.
    • Alteridad: presentación de algo “otro”[2] en la afección.
    • Imposición: la nota presente en la afección sobre la sentiente.
  • Desarrolla el segundo momento: el otro tiene un contenido propio, autónomo respecto al sentiente, irreductible a acto mismo del sentir: este contenido propio es la formalidad. Tiene el carácter “de suyo” de realidad a diferencia de los animales (estimulidad) lo aprehendido, en la formalidad como de suyo es la formalidad de realidad lo aprehendido lo es como realidad.
  • Tesis fundamental: la función específica de la inteligencia es aprehender las cosas como reales, aunque esta formalidad de realidad sea rigurosamente sentida è el sentir es intelectivo o que la inteligencia es sentiente.
  • Modos del acto de intelección: diferencias internas en el acto único de esta. Son aprehensiones:
    • Primordial: modo= la nuda realidad.
    • Lógica: el campo.
    • Racional: el mundo.
  • Estructuralmente sucesivas, la racional conlleva la lógica y la primordialidad. Las demás se apoyan en la primordial.
  • Comprensión: plenitud del acto intelectivo è resultado de ejercitar unitariamente esos tres modos

a)     La aprehensión primordial: la nuda realidad.

  • Estructura básica de la intelección: la cosa es aprendida “como real” en y por sí misma.
  • Caracteres: Aprehensión è
    1. Directa: no pasa a través de representaciones.
    2. Inmediata: no en virtud de otros actos aprehensivos.
    3. Unitaria: el contenido de lo real es aprehender lo unitariamente diverso.
  • La unidad de estos tres momentos: es por sí y en sí mismo  no simple (variedad de notas)
  • La realidad: dada como ámbito inespecífico = dimensión que trasciende el contenido, actualizado como trascendental realidad hacia, sin especificar è
  • Presenta el máximo de riqueza real, el mínimo de determinación. Logos y razón: aumentan la determinación y disminuyen lo real.

b)     La aprehensión lógica o logos: el campo.

  • Modalidad intelectiva è afirmación de algo sobre algo.
  • Tres momentos:
    1. Dualidad: en la intelección,  dos aprehensiones.
      • La cosa aprehendida como real en la primordialidad.
      • La aprehensión de la cosa en cuanto es lo que es en realidad.
      • También es un modo de actualización de lo real è aprehensión dual: actualización de lo real desde otra cosa.
      • Se aprehende cada cosa en un campo: se actualizan diversas cosas en un mismo campo-
      • Actualización “una” pero no “unitaria” è actualización “diferencial” o diferenciada. Unidad diferenciada.
    2. Dinamicidad: se presenta como realidad hacia.
      • Movimiento no fuera de lo real sino hacia más realidad.
      • Movimiento intelectivo del logos: moverse en y hacia más realidad  se concreta en su remisión a las demás cosas del campo.
      • Campo: abierto a configuraciones nuevas, dependiente de las cosas que lo configuran.
    3. Medialidad: carácter apofántico o declarativo del logos.
      • Transcurso: decir declarativo es un movimiento en que se intelige algo desde otro algo, declarando lo que el primero es en realidad.
      • El campo no es un espacio, lugar o cosa, sino un campo de intelección: su función es ser “medio” de intelección.
      • La realidad campal es el medio mismo de intelección del logos. El juicio tendrá más fuerza cuando más se acerque a la plenitud real que afirma. Logos: carácter procesual à el juicio alcance o no la verdad.

c)      La aprehensión racional o razón: el mundo.

  • Razón: proceso que trasciende el campo de lo aprehendido por el logos  a la busca de algo que no está dado en aquél à trascendentalidad exigida por la intelección.
  • La razón: busca allende la aprehensión campal el fundamento de lo dado.
    1. Fundamento: está en la profundidad de las cosas, las funda. Es el porqué de lo que la cosa es
    2. No solo se busca lo que la cosa real es en realidad sino “ lo que es en la realidad “
    3. Ya no es el campo de realidad  el mundo.
  • Mundo no es cosmos (conjunto de todas las cosas reales): es el mero carácter de realidad pura y simple.
  • Las cosas reales tienen una unidad de respectividad. Esta unidad = mundo.
  • No confundir mundo con campo:
    1. Muchos campos, pero mundo solo hay uno.
    2. Mundo: función trascendental del campo.
    3. No son independientes a pesar de no ser idénticos
    4. En el campo ya inteligimos el mundo.
  • Razón como modo de intelección. Tres momentos:
    1. En profundidad:
      • Las cosas en el campo son las que “dan que pensar” ; necesidad intelectiva sentida, pero sentida en cuanto realidad.
      • Lo que está allende no es lo otro sino lo que apunta el aquende para ser mejor comprendido.
      • Inteligir el allende es inteligir el aquende : una intelección en profundidad: ir al allende = al fondo de las cosas reales.
    2. Mensurante:
      • La realidad ya inteligida no es mero medio de intelección à “mensura” de intelección. Toda realidad es, constitutivamente mensurada en cuanto a tal.
      • La realidad no solo es formalidad ; medida misma por la que cada cosa real es “de suyo”.
      • La mensura: consecutiva a su respectividad misma. Lo real es realidad mensurada.
    3. Búsqueda:
      • Razón marcha; intelección de una realidad mensurada y en profundidad.
      • Búsqueda de aquello que se va a inteligir.
      • Razón: intellectus quarens = intelección inquirente.
      • Razón: conocimiento en sentido estricto = intelección de lo que las cosas son allende la aprehensión.
      • Sólo la razón “conoce” frente al logos y el juicio ( se mantienen en la impresión de realidad por la aprehensión)-
      • è esquema básico del conocimiento aplicable a cualquier campo: vida cotidiana, ciencia o metafísica.
      • No hay campo privilegiado porque el verdadero referente del conocimiento es la realidad radical.

6.     La estructura de la realidad: la esencia.

  • Se trata de analizar lo aprehendido por la inteligencia su correlato: la realidad tal y como es captada por la inteligencia sentiente:
  • Husserl: los rasgos noemáticos se proyectan sobre su correlativo, el noema.

a)     El problema de la esencia: su carácter físico.

  • Esencia: “lo que es” una cosa real: momento real de su estructura física.
  • Físico: un modo de ser que consiste en proceder de un principio intrínseco a la cosa de la que se nace. Físis = naturaleza. De la cosa = todas sus propiedades activas o pasivas.
    • Físico se contrapone a intencional.
  • Esencia: el qué de algo. El conjunto de sus notas. Significa todo lo que, de hecho, es la cosa real con la totalidad de notas y posee “hic et nunc”.
  • Las cosas: dos notas con funciones diversas.
    • Función diferenciadora: o distintiva. Hacen ser a la cosa ella misma.
    • Los posee indistintamente: siendo esenciales se presentan como variaciones de esa misma cosa. El límite entre las dos es vago. Es necesario en el conjunto unitario de las cosas estrictamente esenciales; la esencia en sentido formal y propio.
  • Esencia: unidad intrínseca( primaria) de las notas distintivas: unidad primaria y también è
  • Esencia: unidad principal de lo inesencial : notas accesorias. Estos dos rasgos principales caracterizan la esencia.

b)     Estructura de la esencia: lo esenciable, lo esenciado y la “esencia” misma.

  • Función de la esencia dentro de la cosa. Tres momentos estructurales físicos:

a)     El ámbito de lo esenciable.

  • Ámbito dentro del cual existen las cosas que poseen esencia.
  •  estricta del ámbito de lo esenciable.
  • Ámbito de lo esenciable: ámbito de la realidad.
  • La realidad de la cosa: conjunto de notas real y formalmente suyas. La nota real es anterior a la posibilidad con anterioridad de naturaleza y de conocimiento.
  • Las propiedades: arrancan de la realidad y se fundan en ella.
  • Las posibilidades: arrancan del sentido que las cosas reales tienen en la vida y se fundan en dicho sentido.
  • è diferencia: entre cosas reales y cosas= sentido. Estas actúan como posibilidades no por las notas que tienen sino por las propiedades adquiridas en el uso humano.
  • àsólo las cosas reales tienen y pueden tener esencia.
  • à las cosas- sentido: de ella hay concepto, no esencia.

b)     El ámbito de lo esenciado

  • Cosa “esenciada”: la que dentro del ámbito de lo esenciable posee, propia o estrictamente, esencia.
  • Lo esenciado es la realidad verdadera “simplemente”: la realidad propia de algo diferenciado de esa realidad en cuanto es “para” algo: lo real es el “de” algo, no el “para” algo.
  • Las notas de la realidad simplicita son de dos clases:
    1. Adventicias: a la cosa le vienen de fuera, las posee por su conexión con otras cosas.
    2. Intrínsecas o constitucionales: configuran la mismidad de la cosa. No se deben a conexión con otras.
  • La constitución (de la cosa) es estrictamente individual
    1. Individuación: momento por el que la cosa es una unidad física irreductible.
  • Dos clases de individualidad:
    1. Consiste en ser “otro” ; los individuos son iguales.
    2. Individualidad estricta: posee unidad de determinación interna: el ser humano es la realidad individual más estricta.
  • La unidad constitucional no es aditiva, no es unificación, sino unidad primaria: previa a las notas.
  • Las notas constitucionales ; un sistema. Los individuos son sistemas de notas. Están cerradas en sí mismas. No incomunicadas, sino clausurado de las notas que lo completan.
  • Sustantividad: el sistema constitucional o conjunto de notas clausurado en sí mismo.
  • Cuanto más fuerte sea esta unidad más carácter de “todo” tiene la realidad que se constituye: este carácter de totalidad : unidad del sistema
  • Distinguir sustantividad respecto a la sustancialidad o subjetividad: ésta, carácter según el cual brotan de la realidad determinadas notas de lo son inherentes
  • Sustantividad es la suficiencia en el orden constitucional

c)      La “esencia” misma de lo real.

  • La esencia es un momento de la realidad sustantiva como
  • El trabajo consiste en averiguar las notas constitucionales y cuáles son las esenciales.
  • Las notas constitucionales son de dos clases:
    1. Fundadas: forman parte de la constitución porque están forzosamente determinadas por otras.
    2. Estrictamente infundadas: se refieren a la estructura formal de la realidad sustantiva. Reposan sobre sí mismas. Determinan la estructura del sistema constitucional. Son las constitutivas. Todas las constitutivas son las esenciales.
  • Un subsistema no es algo oculto del sistema: momento formal del sistema mismo; notas esenciales: forman un subsistema dentro del sistema constitucional de la sustantividad. Dos caracteres:
    1. Plena suficiencia constitucional
    2. Subsistema primario (reposa sobre sí mismo).
  • La esencia no es sustancia ni momento de sustancia: momento interno de la sustantividad. Lo que constituye la sustantividad en cuanto a tal.
  • En sí mismas consideradas: momento último de la sustantividad.
  • Respecto a las demás notas esenciales: el momento fundante de ellas.

7.     La religación

  • Planteado desde el concepto y realidad de la persona: carácter relativamente absoluto. Las formas de la realidad están clausuradas: la persona es algo libre, suelto, es abierta. Se abre a sí misma y a las demás cosas.
  • Para abrirse necesita de las restantes cosas, porque no puede hacerlo desde la nada.
  • La persona no es “la realdad”, sino una realidad que se adueña y se abre tanto a la propia como a la realidad ajena para realizarse. En esa apertura y apropiación consiste su proceso de personificación.
  • La persona es absoluta en cuanto se suelta de los lazos comunes; inmediato è un ser insustituible.
  • La persona no es la realidad radical è realidad radicada en lo real: está fundamentada en la realidad.
  • Religación: la vinculación de la persona a la realidad. Esta realidad en que se apoya el hombre: tres aspectos o caracteres:
    • Realidad última: no es trascendente ni es Dios, es el apoyo último. El fundamento debe tener razón radical de ultimidad.
    • Posibilitante: posibilita que el hombre vaya cobrando la figura de su ser.
    • Impelente: debe ser la fuerza que empuje a la persona a apropiarse de posibilidades que aún no tiene ; impulsa al hombre a realizarse.
  • La postulación de una realidad fundamento conduce a una realidad absolutamente absoluta. Desafío para la razón: tal fundamento hay que buscarlo más allá de lo dado ; esbozo creado de realidad que responde a esas exigencias. Tres esbozos:
    • Teísmo
    • Ateísmo siendo verdaderos esbozos, no son esbozos verdaderos
    • Agnosticismo
  • Dios esbozado desde muchas perspectivas ; problema filosófico de la historia de las religiones: ¿cuál es la verdadera? No desde el enfoque filosófico
    • Analizar la idea de Dios diferente según se dé desde el monoteísmo, el panteísmo o el politeísmo : preferir al Dios cristiano: esencial la relación entre la persona religada y la persona religante de dios. El dios cristiano llama al hombre a la participación personal en la vida divina.
  • La filosofía de Zubiri se enmarca en la especificidad de la filosofía española: ontopsicologismo (llegar a la realidad ontológica o metafísica desde una vivencia de la subjetividad.

 

[1] Apuntes tomados del libro “HISTORIA DE LA FILOSOFÍA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA” de Manuel Suances Marcos págs. 403-451.

[2] “la Nota”

Publicado en Apuntes, resúmenes y reseñas, Comentarios y perífrasis de obras filosóficas, Temas de pensamiento y reflexión. | Deja un comentario

SIGNIFICADO, ESTEREOTIPOS Y CLASES NATURALES

 

SIGNIFICADO, ESTEREOTIPOS Y CLASES NATURALES[i]

 

 

 

Introducción

 

Obra del filósofo Norteamericano H. Putnam: partiendo de concepciones semánticas.

Las consecuencias que Putman extrae se distribuyen en filosofía de la mente (fil. De la psicología) y de la ciencia (epistemología): configuran una posición filosófica general: el realismo interno.

Sus tesis lingüísticas: Kripke basaba su teoría de la referencia con origen en los análisis del nombre propio; Putnam basa su tesis semántica en el análisis de los nombres comunes, términos generales que designan las “Clases naturales”, especies en un sentido general “oro, “perro”, etc. Análisis de cómo se produce la referencia de los nombres comunes, sus condiciones de posibilidad y consecuencias a extraer de ello.

 

La crítica al análisis tradicional

 

Is semantics possible? (1970), Putnam. Su intención al aproximarse a la teoría tradicional:

a)                  Las teorías tradicionales del significado son incapaces de dar cuenta de las propiedades semánticas de este tipo de términos.

b)                  B) Que los lógicos lo único que han hecho ha sido formalizar las teorías tradicionales del significado, incorporando errores.

c)                  Los lingüistas dedicados a la semántica han vertido a una nueva terminología esa teoría tradicional, sin corregir los errores.

El significado de”limón” viene dado mediante la especificación de un conjunto de propiedades è tales propiedades han de constituir un análisis del concepto ligado al término, no pueden consistir en propiedades que describen el concepto en su conjunto.

Además, la posesión de tales predicados es lo que determina que una entidad individual caiga bajo un determinado concepto.

a)                     Para el positivista verificacionista: las propiedades objetivadas pertenecen o no a una determinada extensión conceptual.

b)                     Para el semántico Wittgensteniano no es necesario que la conjunción de esas propiedades sea verdadera dl objeto è basta con que se le aplique una parte importante de ellas, que están estructuradas jerárquicamente en forma de “racimo”.

Ambas son versiones refinadas de la teoría tradicional; rasgos principales:

1)    cada termino significativo tiene un significado.

2)    El significado determina la extensión.

3)    Las verdades analíticas se basan en el significado de los términos.

Esta era la teoría de J. Locke: conceptos son ideas abstractas, a su vez combinación de ideas simples.

Frege no modificó la concepción semántica básica: los conceptos son entidades abstractas estructuradas por conjuntos de propiedades organizadas de una u otra manera.

Objeción de Putnam è los “miembros anormales”: muchos individuos que pertenecen a una clase de cosas carecen de ciertas propiedades comunes a los miembros de la clase por alguna forma de anomalía.

La definición no constituye un enunciado “analítico”; las propiedades esenciales de una clase o especie se “descubren” en el curso de la investigación científica.

Según Putnam: la teoría tradicional è la semántica de los términos natural es idéntica a la de los términos definidos por una propiedad o criterio.

Tampoco se puede admitir que el significado (intensión) determina la extensión è las propiedades definitorias del significado no se identifica con las esenciales de la clase que designan.

La extensión de un término es la que es, independientemente del esquema conceptual bajo el cual se categorice. No determinable por un conjunto de propiedades, resultado de aplicar un marco conceptual (teoría científica por ejemplo) a la realidad.

También ensaya el razonamiento contrario: definir una clase por la pertenencia a ella de individuos “normales” a precisar: no es necesario que los miembros de una clase posean las características “normales” para pertenecer a ella è los miembros normales no pertenezcan en realidad a la clase, también pueden ser considerados “normales” por error.

Crítica a la teoría tradicional de J. Katz (1972-73). Según Putnam, esta teoría implica las siguientes tesis:

1)                  Cada término tiene un significado, que está definido por “marcadores semánticos”.

2)                  Los marcadores indican “conceptos”: procesos psico-biológicos, “Soporte” sensorial.

3)                  Cada marcador semántico: extraído de una colección universal lingüística ó conjunto de conceptos universal de donde se extraen los propios de una lengua natural, y conceptos complejos de una cultura. Cada una representa una noción “imota”

4)                  El significado de las entidades lingüísticas complejas: se construye mediante la aplicación de un conjunto de reglas recursivas, las cuales se aplican al nivel de representación de la estructura gramatical de la oración (estructura profunda).

5)                  Esta representación semántica ha de dar cuenta de los fenómenos sintácticos, en particular de la definición de oraciones analísticas, sinónimos y antónimos.

6)                  En un caso concreto: la analiticidad se puede definir en términos de inclusión de marcadores semánticas.

La objeción general es que la teoría es una traducción en un lenguaje matemático de la teoría tradicional (pues los marcadores semánticos son el significado de ciertos términos generales =( -casado = no casado), Reproduce los defectos de la teoría tradicional sobre los términos generales: supone que se pueden dar definiciones analíticas de los términos generales cuando no es así, en particular en los que designan clases naturales.

El significado de “significado”

 

Problema: según Putnam el concepto precientífico de significado.

Mejorar la noción: descomponerla en nociones más precisas y rigurosas è intentos hasta Carnap con las distinciones de componente referencial, extensión e intensión.

  • Problemas que atañen a la extensión:
    • No se puede afirmar sin más que un término tiene una extensión. Términos con representación fonológica idéntica tienen muy diferentes acepciones è la polisemia impide considerar la referencia como una relación simple entre una representación fonológica y una entidad extensional: preciso admitir que tal relación está mediada por el sentido.
    • Las entidades extensionales se caracterizan por estar en correspondencia con “funciones características definidas”. Un conjunto matemático es un objeto de sí o de no; pero las palabras de una lengua no son en general de sí o de no.
    • Remedio: sólo modificando la forma en que se define un conjunto (lo que propone la teoría de conjuntos borrosos de Zadel (1965,1972), y la correspondiente  teoría lógica, más apta según Putnam para reflejar la naturaleza formal de los conceptos naturales.
  • Problemas que atañen a la intención: noción tan vaga e imprecisa como la propia noción que pretende aclara, la de significados: explicar el significado acudiendo a la intención no aclara nada porque los términos en que plantea tal aclaración son aún más indeterminados.
    • La comprensión del significado de un término parece requerir que el hablante se encuentre en un determinado “estado psicológico”.
    • Estado psicológico: se supone la tesis de solipsismo metodológico è los estados psicológicos son “entidades unívocas” (admisibles a una única mente) y “autónomas” (no implica la existencia de más de un individuo).
      • Los estados psicológicos: son predicados monarios y no relaciones entre varias entidades individuales.
      • Siguiendo a Putnam: si comprender el significado de un término es estar en un estado psicológico de estos è admitir la consecuencia de que el estado psicológico determina la intención del término y a fortiori , su extensión. No impide que los estados psicológicos sean “públicos”, lo que excluye este solipsismo metodológico es que dos personas capten una intención de modo diferente y estén en el mismo estado psicológico.
      • También dos hablantes se encuentran en el mismo estado psicológico, se refieren a extensiones diferentes.
    • La prueba de Putnam è ejemplo de la “Tierra gemela”, cuya diferencia es que el agua no es H2O è
      • Es posible que dos personas mantengan las mismas creencias acerca de lo que significa un término y, no obstante, se refieran a extensiones diferentes è la extensión de un término no está determinada por las creencias en cuestión.
      • Fijan la extensión de un término no es algo de la competencia del hablante común, sino una tarea de individuos concretos en virtud del “principio de división del trabajo lingüístico”. Los especialistas, los científicos.
    • Las capacidades y conocimientos de lo que es o no es un objeto, pueden ser poseídas por una comunidad lingüística considerada como organismo colectivo è tesis de la universalidad: “Toda comunidad lingüística ilustra la clase de división de trabajo lingüístico descrita”.

 

Significado y estereotipo

 

Opciones ante la fijación de la extensión de un término:

a)    Abandonar la tesis de que el significado determina la extensión.

b)    B) Negar que el significado tenga que ver con los conceptos que los hablantes posean o capten.

La primera alternativa es buena para los términos absolutamente deícticos (pronombres personales vgr).

Putnam abandona la correspondencia biunívoca entre significado y estados psicológicos: a un mismo estado psicológico pueden corresponder conjuntos ordenados ( significados) distintos.

è los problemas de la definición del significado.

a)                  Determinación de la extensión: resueltas mediante el pronunciamiento e la división del trabajo lingüístico. También la teoría de la referencia (Kripke).

b)                  Descripción de la “Competencia” individual: lo que el hablante sabe acerca del término general para utilizarlo correctamente. Putnam señala una diferencia con respecto a los nombres propios: para utilizar un nombre propio no es preciso saber nada acerca de su referente. Es la comunidad lingüística la que exige un mínimo de conocimiento para admitir como correcto el uso del término general. Todas las comunidades tienen unos ciertos puntos para valorar cuándo se ha aprendido un término y esas pautas aseguran la efectividad yla sustantividad de la comunicación.  varían de una cultura a otra.

 

Según Putnam, la aceptación de que alguien usa correctamente un término general requiere:

a)                  Que su uso sea socialmente aceptado como uso correcto: adecue a los mínimo comunicativos determinados por la comunidad lingüística.

b)                  Que su forma total de ubicación en el mundo y en su comunidad sea tal que la extensión socialmente determinada del término x en su idiolecto sea el conjunto de los x (posición ontológica de Putnam).

 

Admite Putnam que “adquirir” el uso de una palabra (utilizarla significativamente) no es cuestión de sí o no è se puede conocer “parcialmente” su significado (generalmente se da en las conversaciones cotidianas sin que por ello deje de haber comunicación)

Según Putnam, en la comunicación efectiva lo que funciona no son los conceptos, sino los estereotipos, ideas convencionales que tiene una comunidad lingüística sobre determinada realidad. Tales ideas pueden ser equivocadas; sin embargo, se encuentran ligadas a propiedades de “ejemplares prototípicos” (juzgados como tales por la comunidad).

Los estereotipos “Funcionan”: organizan la conducta de los miembros de una comunidad de intercambio de información. Conllevan información entre los miembros de la comunidad a través de la educación (institución).

Las propiedades que incluye un estereotipo pueden contener información que la comunidad lingüística considere “obligatorio” conocer para sancionar la competencia lingüística de cualquiera de sus miembros. Ese contenido obligatorio puede ser variable de una cultura a otra, y en todo caso, funciona como “núcleo de información”, necesario para el uso correcto del término.

 

Nombres comunes, clases naturales y rigidez

 

Según Putnam: cuando se enseña el significado suelen hacer dos cosas:

a)                  Efectúan un acto ostensivo: indicar, señalar, de un modo u otro una realidad a la cual se aplique al término general.

b)                  Se puede dar una descripción, en el sentido de mencionar propiedades de la palabra x en cuanto perteneciente a un sistema semántico o rasgos de los objetos, a los cuales se aplica el término. Estereotipo: son algunas de la propiedades que funcionan como criterios para el reconocimiento de los objetos a que se aplica el término general.

Cuando se recurre a la definición ostensiva por señalamiento se emplea ( Kripke) un designador rígido (esto, eso)= el hablante designa una realidad con la intención de indicar que lo referido permanece constante è la rigidez es aplicable también al término de la clase Natural.

En términos técnicos lo que designan los términos con la misma extensión está en relación “trasmundana” de identidad.

Las consecuencia filosóficas son paralelas a los que extra Kripke: las definiciones de la extensión de los términos naturales son enunciados necesarios “a posteriori”: expresa una verdad “metafísicamente” necesaria, y ha sido descubierto mediante la experiencia.

Las consecuencias lingüísticas:

a)                    Las palabras tienen “intensiones” (conceptos asociados con las palabras por el hablante)

b)                    La intención determina la extensión.

Los dos tipos de consecuencias están íntimamente ligadas entre sí y relacionadas con una concepción realista del significado y de la verdad.

 


[i] Apuntes tomados y resumidos directamente del libro Filosofía del lenguaje de Eduardo de Bustos Guadaño.- UNED 1999.- MADRID  pgs. 425-450

Publicado en Temas de pensamiento y reflexión. | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

REFERENCIA Y ONTOLOGÍA: NOMBRES Y DESIGNACIÓN RÍGIDA

REFERENCIA Y ONTOLOGÍA: NOMBRES Y DESIGNACIÓN RÍGIDA[i]

 

Introducción

 

S. Kripke (como Wittgenstein) pretende retomar la tesis de J.S. Mill, pero en el contexto de una teoría de la referencia más elaborada y argumentada, cuya orientación es más filosófica que lingüística.

Parte de consideraciones semánticas y se aplican los resultados obtenidos al ataque o defensa de ciertas tesis filosóeficas tradicionales (epistemológicas u ontológicas). Reconsideración crítica de un conjunto de problemas tradicionales en filosofía. Sus tesis filosóficas se expondrán desarrollándose en el ámbito propiamente lingüístico.

 

Los nombres y el nombrar

Crítica a la teoría de Frege, la cual afirmaba sobre la referencia de los nombres propios que era una relación indirecta, mediante la postulación de la doble dimensión sentido / referencia para resolver los problemas semánticos de:

  1. Identidad: la afirmación de identidad se encuentra mediada por el sentido conceptual de los nombres empleados.
  2. Sustituibilidad: se puede sustituir en cualquier contesto, un término por otro término, siempre que éste sea correferencial con el primero, siempre que designe lo mismo que aquél. No es aplicable en cualquier contexto (oracional de actitud preposicional è predicados “pensar, creer, afirmar, sospechar, etc”). Otro contexto inoperativo es el modal (“necesariamente”, “posiblemente”). La solución de Fregeè las expresiones referenciales no refieren a su referencia habitual, sino a su sentido.
  3. Expresiones referenciales vacías: sólo si se distingue entre sentido y referencia se puede explicar que los enunciados que contienen expresiones referenciales vacías sean informativas, aunque resulte controvertida la cuestión de su valor de verdad.

Frente a esto: teoría de Kripke en “Naming and necessity” (1980): revisión de conferencias de la Universidad de Princenton en 1970. parte de la distinción de Donnellan (1966) entre uso referencial y uso atributivo de una expresión nominal: ante un acto de referencia del hablante, el hablante pretende referirse a un determinado referente y lo logra, a pesar de utilizar expresiones semánticamente no adecuadas, mediante la expresión de sus intenciones y las características del contexto en el cual efectúa tal intento.

De los usos referenciales de las descripciones definidas o de las referencias del hablante hay que distinguir los usos propiamente atributivos o las referencias semánticas ó en el uso atributivo de la descripción definida es preciso que la propiedad que tal descripción lleva aparejada se aplique al referente pues, si no, no se efectúa la referencia ni, a fortiori, se predica nada de tal referente.

La distinción establecida por K. Donnellan para las descripciones definidas se aplica igualmente al caso de los nombres propios.

La teoría de Kripke pretende establecer afirmaciones no sobre los referentes del hablante, sino sobre las referencias semánticas, las que corresponden a las expresiones en virtud de las convenciones semánticas vigentes en una lengua.

Si una descripción forma parte del sentido de un nombre propio, la oración que predica es una oración analítica = verdadera por el significado. De acuerdo con las más evidentes intuiciones semánticas, esa es la conexión existente entre la semántica de los nombres y la noción de necesidad: si la descripción es parte de la especificación del significado, se determina cierta clase de oraciones analíticas, necesariamente verdaderas.

La teoría del racimo è forma moderna que ha adoptado la teoría de Frege criticada por Kripke y sus secuaces.

Según Kripke, es posible proponer la teoría del racimo en dos sentidos:

a)    Como una especificación del significado del nombre propio.

b)    Como una teoría acerca de cómo se fija la referencia de un nombre propio.

Tiene objeciones en ambas formas de entender la teoría: la cual es inadecuada tanto como teoría semántica de los nombres propios como tesis de la referencia.

Kripke mantiene que los nombres propios son “designadores rígidos” (válidos para designar en “cualquier mundo posible”). Por mundo posible è una situación contrafáctica (conjunto de hechos o estados de cosas diferentes del mundo real, aunque éste es también un mundo posible). Los mundos posibles: el producto de estipulaciones lógicas que no tienen (en principio) en cuenta las leyes de la causalidad física o cualesquiera otras fuentes de “necesidad” fáctica.

Para resolver el problema de la identificación de individuos y objetos, es preciso disponer de un criterio para firmar que el individuo en el mundo real es el mismo individuo en otro mundo posible, puede tener otro nombre o ser identificado mediante propiedades de las que carece en el mundo real.

Solución de Kripke para este criterio: inversión del argumento: la misma forma de hablar acerca de las situaciones contrafácticas “supone ya” la identificación transmundana è cuando hablamos de una cierta persona y de las cosas que le podrían haber sucedido, estamos hablando de una situación (mundo posible) de la que forma parte “esa misma” persona y no otras, estamos dando por supuesto que se trata del mismo individuo. Y la forma è la utilización del nombre propio, que asegura que nos estamos refiriendo al mismo individuo.

Kripke insiste una y otra vez en distinguir entre definiciones cuya finalidad es fijar la referencia y definiciones cuyo fin es proporcionar el significado.

En la teoría de Frege, el sentido ejerce ambas funciones: es medio por el que el hablante determina la referencia y el sentido equivale al significado (constituye contenido conceptual).

Kripke ataca esta ambigüedad (utilizar significativamente un nombre consiste en poder sustituirlo por la suma lógica de sus propiedades è consecuencias inaceptables.

a)                    Todas las propiedades identificatorias de un objeto contribuyen exactamente igual a esa identificación. Si el significado es la suma lógica de las propiedades cada una de las descripciones è el mnismo “valor lógico”, no discriminado en la importancia relativa que puedan tener esas propiedades en la identificación.

b)                    Si el significado = suma lógica de descripciones quien utilice un nombre conocerá a priori la equivalencia entre nombre propio y cualquiera de las descripciones.

c)                    El enunciado( afirma la equivalencia entre disyunción lógica de las propiedades y el nombre propio expresará una verdad necesaria).

Ni b) ni c) son verdaderas: no quiere decir que conozca ni siquiera la mayoría de las descripciones que puedan servir para discriminar a su referente è conozca algunos, típicos, fijan la referencia del nombre.

Aun admitiendo que el hablante conozca a priori la verdad de ciertos enunciados sobre un referente è no puede ser cierto el que tales enunciados expresen por fuerza hechos necesarios acerca de tal referente.

 

Aprioridad y necesidad

 

Kripke mantiene que existe una diferencia entre lo a priori y lo necesario, y lo a posteriori y lo contingente.

1)                  Niega que las verdades a priori no puedan ser objeto de conocimiento a a posteriori. Si se aceptara la teoría del racimo de descripciones como significado del nombre propio, ciertos enunciados sería conocidos a priori para cierto número de hablantes. En cambió, para otros podrían ser objeto de conocimiento a posteriori. Al ser lo a priori y lo a posteriori nociones epistemológicas, no hay nada en los hechos que les haga ser conocidos de uno u otro modo.

2)                  Caso diferente es el de la necesidad: noción ontológica y por tanto, atañe a la naturaleza de los hechos mismos. La noción de necesidad (ontología) está ligada a la de mundi posible o situación contrafáctica.

  1. Es necesario aquello que es verdadero en cualquier mundo posible.
  2. Contingente: aquello que puede estar sujeto a cambio estipulativo, concebible que se de o no se de en una determinada situación.

La conexión entre el funcionamiento semántico de los nombres propios y la noción de necesidad.

Si un nombre propio es un designador rígido, refiere a un individuo en cualquier mundo posible.

Si dos nombres propios refieren a un mismo individuo, la identidad entre ellos es una identidad necesaria è designan al mismo individuo en el mundo real y además lo designan en cualquier mundo posible.

 

Teoría causal de la referencia

 

Los argumentos de Kripke se dividen:

a)                   Modales: hacen utilización de las nociones de necesidad y mundo posible è teoría ortodoxa cierta; el sentido de un nombre = al de una descripción :: el enunciado de identidad correspondiente (Shakespeare es el autor de Romeo y Julieta) expresaría un hecho necesario, sería verdad en cualquier mundo posible.

b)                   Semánticos: la teoría ortodoxa: el sentido de un nombre = a una descripción y precisamente por ello refieren a lo mismo. La teoría de referencia directa contra argumenta proponiendo casos en que un nombre refiere a un individuo sin que sea necesario que lo haga la descripción presuntamente equivalente. (Shakespeare, y la descripción: el autor de Romeo y Julieta)

c)                   Epistemológicos: tiene que ver con la forma en que se aprende a qué se refieren los nombres propios.

Versión de Kripke:  teoría causal de la referencia.

Critica de esta a la teoría descriptivista: supone ya la noción de referencia cuando afirma que la referencia de un nombre se aprende a través de una propiedad de su referente, está suponiendo ya que la descripción se refiere a un determinado individuo Con la teoría de Kripke è la referencia ha de ser un mecanismo aprendido, o transmitido, de una forma mucho más elemental. Alguien se puede referir, en ultima instancia, a un objeto sin saber nada de él.

El “bautismo” inicial constituye el origen de una cadena causal mediante la cual se difunde el nombre. En cada uno de los eslabones es posible que se produzcan pequeños desajustes en cuanto a la transmisión de la referencia original. Las descripciones tratan de reducir el riesgo de desviaciones en el acto de la referencia, pero, si se toan como equivalente de un nombre, pueden introducirlos.

Lo esencial del uso de los nombres, y lo que se explica que podamos usarlos correctamente, es la existencia de la cadena causal que conduce a un acto originario de “bautismo” o nominación.

El núcleo de las teorías semánticas de Kripke è tesis de la rigidez de los nombres propios y la concepción causal de su referencia. La necesidad de los enunciados de identidad entre nombres propios y su carácter epistemológico de a posteriori. Son consecuencias directas de su teoría.

 


[i] Apuntes tomados y resumidos directamente del libro Filosofía del lenguaje de Eduardo de Bustos Guadaño, UNED 1999 MADRID.- págs. 395-424

Publicado en Temas de pensamiento y reflexión. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EXTENSIÓN E INTENSIÓN: EL PROGRAMA FORMALISTA DE RUDOLF CARNAP

EXTENSIÓN E INTENSIÓN: EL PROGRAMA FORMALISTA DE RUDOLF CARNAP[1]

1.     La influencia de Wittgenstein en el Círculo de Viena

 

Movimiento filosófico: año 20 a 40 en torno al catedrático de la universidad de Viena M. Schilick è Círculo de Viena.

Objetivo: definición del conocimiento por medio de formulación de criterios para su identificación y separación de otros sistemas de ideas no cognoscitivas. El medioè el análisis lógico del lenguaje (depositan el conocimiento)

Cualquier afirmación con pretensión de conocimiento ha de afirmar algo sobre la realidad, debe decir cómo es la realidad externa o interna al propio individuo, afirmación que obligatoriamente ha de plasmarse en un enunciado (entidad lingüística). è delimitan el conocimiento concretizan el lenguaje enunciativo: el problema epistemológico è problema lógico lingüístico.

La teoría lingüística se refleja en el Tractatus de Wittgenstein: con el que compartieron sus tesis básicas:

1)                   Significado del enunciado: reflejar o representar la estructura de un hecho (posible).

2)                   El enunciado es comparable con la realidad y sólo en virtud de esta comparación puede averiguarse si representa un hecho del mundo o no, si es verdadero o falso.

2.     La crítica de Rudolf Carnap a la metafísica tradicional.

Expuesta en su artículo: “la superación de la metafísica mediante el análisis lógico del lenguaje” 1932.

Planteamiento básico: la demarcación entre lenguaje significativo y no significativo:

Lengua: consta de léxico y sintaxis (conjunto de palabras con significado y conjuntos de reglas para combinarlas adecuadamente).

Factores de significación de una entidad lingüística enunciativa: palabras utilizadas y reglas de combinación, siendo estos factores que igualmente causan la asignificatividad de las seudo proposiciones.

Significado: consiste en designar un concepto. Para esta designación se debe partir de la fijación de la sintaxis de la palabra que se determina a partir de los enunciados.

El concepto complejo es derivable de la conjunción de las proposiciones elementales que incluyen dos conceptos simples que figuran en su definición.

Cualquier concepto significativo o es contrastable directamente con la realidad (simple) o lo es indirectamente partiendo de su descomposición en conceptos más simples è lo que dota de significado a los términos de una lengua es su conexión directa o mediante definición con la realidad: los términos no susceptibles resultan vacíos.

Los problemas semánticos è plano epistemológico: el significado de una palabra consiste en su relación con la realidad es extralingüística: sólo la teoría del conocimiento puede especificar. Esa relación es de designación.

Las razones sintácticas también puede hacer vacía de significado a una proposición: utilización inadecuada de las reglas de combinación de términos è Carnap y los positivistas distinguieron entre sintaxis gramatical y lógica de una lengua. La primera es insuficiente para dar cuenta de las malformaciones (ciertas oraciones sin sentido son gramaticales porque siguen esquemas formales correctos). La sintaxis gramatical: solo cuenta el carácter estructural de las expresiones que se combinan.

La sintaxis lógica: establece cuáles combinaciones categoriales (ontológico-semántica) son admisibles y cuáles no: Carnap propugnaba que esta sintaxis incorporara las reglas de compatibilidad semántica que omitía la sintaxis gramatical. è explicar la asignificatividad de los enunciados metafísicos.

Los enunciados de la metafísica, según Carnap, son carentes de sentido y de ella está desprovista de él.

Explotan los errores categoriales, violan la sintaxis lógica o se basan en la utilización de términos asignificativos, que no están en relación designativa con la realidad.

Condiciones básicas para la significatividad de los enunciados:

a)                   la conexión con la realidad de los términos è verificación de los enunciados protocolares reducibles.

b)                   Adecuada construcción lógica, que impida combinaciones categoriales aberrantes.

Pretensión: discriminar enunciados significativos (cognitivos [científicos, analíticos, verdaderos o falsos en contraste con la realidad]) de asignificativos (emotivos [metafísicos, éticos y estéticos])

3.     Las tribulaciones de la verificabilidad

El propósito principal de los positivistas: fundamentar el conocimiento científico_ mostrar que dicho conocimiento se expresa en un lenguaje significativo: tiene conexión con la realidad, la cual debe describir el principio de que el significado de un enunciado consiste en el método a seguir para su verificación (remisión a los enunciados protocolares de los que se deduce y a la confrontación de dichos enunciados con la realidad).

Carnap consideró que el principio de verificabilidad resultaba demasiado riguroso, por lo que se hizo preciso:

a)                  Comprender mejor la estructura del lenguaje de las teorías científicas ó se había partido de una idea simplificada.

b)                  Rebajar el rigor del principio de verificabilidad, sin renunciar a su virtualidad como criterio de demarcación entre ciencias y no ciencia. Este último es el que desarrolló la filosofía del lenguaje.

è Artículo de R. Carnap “Testability and meaning” (1936-37): sustitución del concepto de verificabilidad por el de comprobabilidad ( o conformabilidad) è Bastaba que el enunciado tuviera un contenido fáctico tal que lo hiciera conectable con la experiencia a través de recursos lógicos especiales con un particular lenguaje. Este contenido, definido è no acudiendo sin más a consideraciones sobre su traducibilidad a ese lenguaje especial. El principio de verificabilidad è principio de traducibilidad de un lenguaje empirista: un enunciado tenía significado si era traducible a un lenguaje lógico en que los términos primitivos fueran observacionales. En este lenguaje, empirista, estos términos primitivos, definidos en términos de propiedades físicas de los objetos è lenguaje fisicalista, o se podían expresar en término de percepciones de objetos físicos è lenguaje fenomenista a partir de la obra lógica de R. Carnap se difundió la idea de que la construcción de un lenguaje lógico podía ser de utilidad para resolver problemas semánticos de las lenguas naturales. La traducibilidad de un enunciado a lenguaje lógico è no garantía de significatividad sino el criterio de su gramaticalidad e interpretabilidad semántica.

4.     Extensión e intensión

Años cuarenta, R. Carnap se adentra por el camino desbrozado por Tarski (1947) hasta un método preciso de análisis semántico.

Se basa en la distinción fregeana de sentido y referencia aplicada a las diferentes categorías de expresiones lingüísticas: se despliega en un lenguaje artificialmente definido que desempeña la función de un lenguaje objeto para el que se especifican, en un metalenguaje, los conceptos semánticos comunes; el meta lenguaje habla, afirma cosas del lenguaje objeto.

El método semántico propuesto por Carnap pretende ser útil tanto para un tipo de sistemas como para el otro y sólo obliga a elegir entre la semántica pura è (sistemas formalizados), y la semántica aplicada o descriptiva è (sistemas naturales) Explica el método usando explicaciones en inglés combinadas con letras y metalenguaje español con los símbolos convenientes.

La relación semántica básica en Carnap: la designación. El análisis semántico: determinación de lo que designan cada una de las categorías de un sistema. Tal relación è especialmente importante en el caso de los enunciados: el significado (Frege) de las expresiones componentes consiste en su contribución al significado total de ésta. El significado de las categorías lingüísticas está determinado por su aportación a la fijación del valor de verdad en la oración.

Uno de los objetivos de Carnap en Ma N es establecer una distinción entre verdades lógicas (analíticas necesarias) y verdades fácticas (sintéticas o contingentes) è Definió los conceptos – L(ógicos) usando nociones propias de sus sistema semántico y nociones wittgenstenianas de descripción de estado  y rango.

Una descripción de estado: constituida por una clase de enunciados tal que, para cada enunciado atómico, bien éste, bien su negación pertenece a ella. El conjunto describe globalmente un posible estado del universo (conjunto de individuos y relaciones definidas en el sistema semántico de que se trate. Descripción de estado: contraparte lingüística de la noción de mundo posible (Leibniz)

Para cualquier operador lógico se puede formular una regla que defina si el enunciado molecular en que figura es satisfecho o no por una determinada descripción de estado. El conjunto de las descripciones de estado que satisfacen un enunciado (a) è rango de (a), que hacen verdadero a (a) (conjunto de descripciones de estado).

Con estas nociones es posible determinar: en qué consiste una interpretación (a)è consiste en la fijación de la interpretación de sus constantes individuales y predicativas è reglas de designación y en la especificación de su rango.

Verdad lógica: la verdad de un enunciado establecida únicamente en virtud de reglas semánticas, sin referencia a los hechos extralingüísticos ó como la verdad respecto a cualquier posible descripción de estado.

Si se dispone de un concepto utilizable de verdad –L se puede también establecer en qué consiste la falsedad-L.

Cuando un enunciado no es lógicamente verdadero ni lógicamente falso se denomina lógicamente indeterminado; cuya verdad o falsedad no puede ser establecida por medios lógicos (enunciado contingente o fáctico). Siempre ha de darse una descripción de estado respecto a la cual serían verdaderos y otra de la cual no formarían parte. Del mismo modo è implicación lógica y una equivalencia lógica ( se puede definir una implicación fáctica y una equivalencia fáctica).

Estrategia de Carnap: ampliar la aplicación de estas nociones. En principio pues los enunciados è definirlas también para otra clase de designantes aplicando el principio fregeano de composicionalidad: en su sistema también puede unir expresiones individuales o predicativas.

La equivalencia entre predicado requiere la igualdad de su aplicación a cualesquiera individuos: dos predicados son iguales si son aplicables exactamente a los mismos individuos igualmente en cuanto a las expresiones individuales: para cualesquiera designadores, la afirmación de su identidad puede pertenecer a una de las dos clases de equivalencia: la equivalencia lógica o la equivalencia fáctica.

Concepto de clase de equivalencia: dada una expresión designadora cualquiera, su clase de equivalencia es la clase de las expresiones que son equivalentes a ella. Además, si dos expresiones son lógicamente equivalentes la clase de equivalencia que generan está compuesta por expresiones lógicamente equivalentes.

Las condiciones de identidad entre propiedades y clases son diferentes. La condición de identidad que corresponde a las clases es la coextensionalidad = la identidad de elementos que los forman: dos clases son iguales cuando a ellos pertenecen los mismos individuos también en términos de equivalencia; dos clases son idénticas cuando son equivalentes.

La identidad de propiedades exige una condición más fuerte que la identidad entre clases y ese requisito es el de la equivalencia lógica: la cual significa instintivamente que las propiedades idénticas no son concebibles de modo independiente; para cualquier situación, ambas han de estar formadas por los mismos individuos.

En este contexto Carnap introdujo sus nociones de intensión y extensión aplicándolas primero a los predicados. La extensión de un predicado es la clase que le corresponde è de tal modo que dos predicados tienen la misma extensión s y ss. Son equivalentes.

La intensión de un predicado: la propiedad correspondiente, de forma que dos predicados tienen la misma intensión s y ss. Son lógicamente equivalentes.

Algunos predicados expresan sólo relaciones: sucede cuando la expresión predicativa tiene más de un argumento (conecta dos o más expresiones individuales). Tanto las propiedades como las relaciones son conceptos.

En general, los conceptos tienen extensión: son aplicables a individuos, pero puede suceder que estén vacíos, que la extensión que les corresponda sea el conjunto vacío. Puede que sea por razones fácticas y porque la expresión predicativa entraña una contradicción è en este último el concepto es lógicamente vacío y único.

Los conceptos de extensión e intensión dependen de la noción de equivalencia: las expresiones predicativas; y para las individuales y enunciativas.

La extensión de un enunciado es un valor de verdad è el valor de verdad es lo que tienen en común los enunciados equivalentes. Enunciado: expresión predicativa de grado cero, sin argumentos equivalentes a cualquier otro enunciado con el mismo valor de verdad.

La intensión de los enunciados; el criterio de la equivalencia lógica asigna a estos las proposiciones como intensiones.

Una proposición no es una entidad lingüística, sino extralingüística è pero puede ser captada en el lenguaje. En sí misma es independiente del lenguaje (aunque pueda ser expresada por él). Es objetiva: no depende de la existencia de mentes individuales o procesos de comprensión o captación.

Carnap se planteó dos de estos problemas:

1)                   La relación de proposiciones con los hechos è las proposiciones verdaderas son los hechos y no algo que los hechos ilustran o con los que se corresponden.

2)                   Las proposiciones falsas, cuya solución se encuentra en el análisis de su estructura. Son las reglas semánticas las que permiten y forman enunciados cuya intensión es un proposición falsa. Estas se producen en el proceso de combinación semántica que permiten las reglas de la lengua, y pudiera ser consideradas como un resultado secundario de su propia capacidad combinatoria, como una consecuencia de la sobredterminación de la lógica respecto a la realidad.

Las expresiones individuales constantes: su extensión esta constituida por los individuos referidos por dichas expresiones. La intensión de las expresiones nominales ha de ser aquello que tienen en común si son lógicamente equivalentes è la expresión de un mismo concepto individual.

El sistema semántico de Carnap se vuelve más complejo, pues incluye asignaciones de extensiones e intensiones a otras categorías lógico-lingüísticas, como functores, variables, descripciones, etc. Pero el principio que lo anima, constructivismo lógico-semántico, es el mismo. Cada noción o concepto es producto de una cuidadosa definición, basada en nociones o conceptos más básicos desde el pdv lógico è le permitió abordar los problemas semánticos de los sistemas lógicos y también las más sofisticadas cuestiones semánticas de las lenguas naturales.

También constituye una aportación seminal en campos concretos: tratamiento de contextos opacos y de oraciones de creencia.


[1] Apuntes tomados del libro “FILOSOFIA DEL LEGUAJE” de Eduardo de Bustos Guadaño,UNED, 1999 Madrid pgs. 332-366

TEMA 11 EXTENSIÓN E INTENSIÓN: EL PROGRAMA FORMALISTA DE RUDOLF CARNAP[1]

1.     La influencia de Wittgenstein en el Círculo de Viena

 

Movimiento filosófico: año 20 a 40 en torno al catedrático de la universidad de Viena M. Schilick è Círculo de Viena.

Objetivo: definición del conocimiento por medio de formulación de criterios para su identificación y separación de otros sistemas de ideas no cognoscitivas. El medioè el análisis lógico del lenguaje (depositan el conocimiento)

Cualquier afirmación con pretensión de conocimiento ha de afirmar algo sobre la realidad, debe decir cómo es la realidad externa o interna al propio individuo, afirmación que obligatoriamente ha de plasmarse en un enunciado (entidad lingüística). è delimitan el conocimiento concretizan el lenguaje enunciativo: el problema epistemológico è problema lógico lingüístico.

La teoría lingüística se refleja en el Tractatus de Wittgenstein: con el que compartieron sus tesis básicas:

1)                   Significado del enunciado: reflejar o representar la estructura de un hecho (posible).

2)                   El enunciado es comparable con la realidad y sólo en virtud de esta comparación puede averiguarse si representa un hecho del mundo o no, si es verdadero o falso.

2.     La crítica de Rudolf Carnap a la metafísica tradicional.

Expuesta en su artículo: “la superación de la metafísica mediante el análisis lógico del lenguaje” 1932.

Planteamiento básico: la demarcación entre lenguaje significativo y no significativo:

Lengua: consta de léxico y sintaxis (conjunto de palabras con significado y conjuntos de reglas para combinarlas adecuadamente).

Factores de significación de una entidad lingüística enunciativa: palabras utilizadas y reglas de combinación, siendo estos factores que igualmente causan la asignificatividad de las seudo proposiciones.

Significado: consiste en designar un concepto. Para esta designación se debe partir de la fijación de la sintaxis de la palabra que se determina a partir de los enunciados.

El concepto complejo es derivable de la conjunción de las proposiciones elementales que incluyen dos conceptos simples que figuran en su definición.

Cualquier concepto significativo o es contrastable directamente con la realidad (simple) o lo es indirectamente partiendo de su descomposición en conceptos más simples è lo que dota de significado a los términos de una lengua es su conexión directa o mediante definición con la realidad: los términos no susceptibles resultan vacíos.

Los problemas semánticos è plano epistemológico: el significado de una palabra consiste en su relación con la realidad es extralingüística: sólo la teoría del conocimiento puede especificar. Esa relación es de designación.

Las razones sintácticas también puede hacer vacía de significado a una proposición: utilización inadecuada de las reglas de combinación de términos è Carnap y los positivistas distinguieron entre sintaxis gramatical y lógica de una lengua. La primera es insuficiente para dar cuenta de las malformaciones (ciertas oraciones sin sentido son gramaticales porque siguen esquemas formales correctos). La sintaxis gramatical: solo cuenta el carácter estructural de las expresiones que se combinan.

La sintaxis lógica: establece cuáles combinaciones categoriales (ontológico-semántica) son admisibles y cuáles no: Carnap propugnaba que esta sintaxis incorporara las reglas de compatibilidad semántica que omitía la sintaxis gramatical. è explicar la asignificatividad de los enunciados metafísicos.

Los enunciados de la metafísica, según Carnap, son carentes de sentido y de ella está desprovista de él.

Explotan los errores categoriales, violan la sintaxis lógica o se basan en la utilización de términos asignificativos, que no están en relación designativa con la realidad.

Condiciones básicas para la significatividad de los enunciados:

a)                   la conexión con la realidad de los términos è verificación de los enunciados protocolares reducibles.

b)                   Adecuada construcción lógica, que impida combinaciones categoriales aberrantes.

Pretensión: discriminar enunciados significativos (cognitivos [científicos, analíticos, verdaderos o falsos en contraste con la realidad]) de asignificativos (emotivos [metafísicos, éticos y estéticos])

3.     Las tribulaciones de la verificabilidad

El propósito principal de los positivistas: fundamentar el conocimiento científico_ mostrar que dicho conocimiento se expresa en un lenguaje significativo: tiene conexión con la realidad, la cual debe describir el principio de que el significado de un enunciado consiste en el método a seguir para su verificación (remisión a los enunciados protocolares de los que se deduce y a la confrontación de dichos enunciados con la realidad).

Carnap consideró que el principio de verificabilidad resultaba demasiado riguroso, por lo que se hizo preciso:

a)                  Comprender mejor la estructura del lenguaje de las teorías científicas ó se había partido de una idea simplificada.

b)                  Rebajar el rigor del principio de verificabilidad, sin renunciar a su virtualidad como criterio de demarcación entre ciencias y no ciencia. Este último es el que desarrolló la filosofía del lenguaje.

è Artículo de R. Carnap “Testability and meaning” (1936-37): sustitución del concepto de verificabilidad por el de comprobabilidad ( o conformabilidad) è Bastaba que el enunciado tuviera un contenido fáctico tal que lo hiciera conectable con la experiencia a través de recursos lógicos especiales con un particular lenguaje. Este contenido, definido è no acudiendo sin más a consideraciones sobre su traducibilidad a ese lenguaje especial. El principio de verificabilidad è principio de traducibilidad de un lenguaje empirista: un enunciado tenía significado si era traducible a un lenguaje lógico en que los términos primitivos fueran observacionales. En este lenguaje, empirista, estos términos primitivos, definidos en términos de propiedades físicas de los objetos è lenguaje fisicalista, o se podían expresar en término de percepciones de objetos físicos è lenguaje fenomenista a partir de la obra lógica de R. Carnap se difundió la idea de que la construcción de un lenguaje lógico podía ser de utilidad para resolver problemas semánticos de las lenguas naturales. La traducibilidad de un enunciado a lenguaje lógico è no garantía de significatividad sino el criterio de su gramaticalidad e interpretabilidad semántica.

4.     Extensión e intensión

Años cuarenta, R. Carnap se adentra por el camino desbrozado por Tarski (1947) hasta un método preciso de análisis semántico.

Se basa en la distinción fregeana de sentido y referencia aplicada a las diferentes categorías de expresiones lingüísticas: se despliega en un lenguaje artificialmente definido que desempeña la función de un lenguaje objeto para el que se especifican, en un metalenguaje, los conceptos semánticos comunes; el meta lenguaje habla, afirma cosas del lenguaje objeto.

El método semántico propuesto por Carnap pretende ser útil tanto para un tipo de sistemas como para el otro y sólo obliga a elegir entre la semántica pura è (sistemas formalizados), y la semántica aplicada o descriptiva è (sistemas naturales) Explica el método usando explicaciones en inglés combinadas con letras y metalenguaje español con los símbolos convenientes.

La relación semántica básica en Carnap: la designación. El análisis semántico: determinación de lo que designan cada una de las categorías de un sistema. Tal relación è especialmente importante en el caso de los enunciados: el significado (Frege) de las expresiones componentes consiste en su contribución al significado total de ésta. El significado de las categorías lingüísticas está determinado por su aportación a la fijación del valor de verdad en la oración.

Uno de los objetivos de Carnap en Ma N es establecer una distinción entre verdades lógicas (analíticas necesarias) y verdades fácticas (sintéticas o contingentes) è Definió los conceptos – L(ógicos) usando nociones propias de sus sistema semántico y nociones wittgenstenianas de descripción de estado  y rango.

Una descripción de estado: constituida por una clase de enunciados tal que, para cada enunciado atómico, bien éste, bien su negación pertenece a ella. El conjunto describe globalmente un posible estado del universo (conjunto de individuos y relaciones definidas en el sistema semántico de que se trate. Descripción de estado: contraparte lingüística de la noción de mundo posible (Leibniz)

Para cualquier operador lógico se puede formular una regla que defina si el enunciado molecular en que figura es satisfecho o no por una determinada descripción de estado. El conjunto de las descripciones de estado que satisfacen un enunciado (a) è rango de (a), que hacen verdadero a (a) (conjunto de descripciones de estado).

Con estas nociones es posible determinar: en qué consiste una interpretación (a)è consiste en la fijación de la interpretación de sus constantes individuales y predicativas è reglas de designación y en la especificación de su rango.

Verdad lógica: la verdad de un enunciado establecida únicamente en virtud de reglas semánticas, sin referencia a los hechos extralingüísticos ó como la verdad respecto a cualquier posible descripción de estado.

Si se dispone de un concepto utilizable de verdad –L se puede también establecer en qué consiste la falsedad-L.

Cuando un enunciado no es lógicamente verdadero ni lógicamente falso se denomina lógicamente indeterminado; cuya verdad o falsedad no puede ser establecida por medios lógicos (enunciado contingente o fáctico). Siempre ha de darse una descripción de estado respecto a la cual serían verdaderos y otra de la cual no formarían parte. Del mismo modo è implicación lógica y una equivalencia lógica ( se puede definir una implicación fáctica y una equivalencia fáctica).

Estrategia de Carnap: ampliar la aplicación de estas nociones. En principio pues los enunciados è definirlas también para otra clase de designantes aplicando el principio fregeano de composicionalidad: en su sistema también puede unir expresiones individuales o predicativas.

La equivalencia entre predicado requiere la igualdad de su aplicación a cualesquiera individuos: dos predicados son iguales si son aplicables exactamente a los mismos individuos igualmente en cuanto a las expresiones individuales: para cualesquiera designadores, la afirmación de su identidad puede pertenecer a una de las dos clases de equivalencia: la equivalencia lógica o la equivalencia fáctica.

Concepto de clase de equivalencia: dada una expresión designadora cualquiera, su clase de equivalencia es la clase de las expresiones que son equivalentes a ella. Además, si dos expresiones son lógicamente equivalentes la clase de equivalencia que generan está compuesta por expresiones lógicamente equivalentes.

Las condiciones de identidad entre propiedades y clases son diferentes. La condición de identidad que corresponde a las clases es la coextensionalidad = la identidad de elementos que los forman: dos clases son iguales cuando a ellos pertenecen los mismos individuos también en términos de equivalencia; dos clases son idénticas cuando son equivalentes.

La identidad de propiedades exige una condición más fuerte que la identidad entre clases y ese requisito es el de la equivalencia lógica: la cual significa instintivamente que las propiedades idénticas no son concebibles de modo independiente; para cualquier situación, ambas han de estar formadas por los mismos individuos.

En este contexto Carnap introdujo sus nociones de intensión y extensión aplicándolas primero a los predicados. La extensión de un predicado es la clase que le corresponde è de tal modo que dos predicados tienen la misma extensión s y ss. Son equivalentes.

La intensión de un predicado: la propiedad correspondiente, de forma que dos predicados tienen la misma intensión s y ss. Son lógicamente equivalentes.

Algunos predicados expresan sólo relaciones: sucede cuando la expresión predicativa tiene más de un argumento (conecta dos o más expresiones individuales). Tanto las propiedades como las relaciones son conceptos.

En general, los conceptos tienen extensión: son aplicables a individuos, pero puede suceder que estén vacíos, que la extensión que les corresponda sea el conjunto vacío. Puede que sea por razones fácticas y porque la expresión predicativa entraña una contradicción è en este último el concepto es lógicamente vacío y único.

Los conceptos de extensión e intensión dependen de la noción de equivalencia: las expresiones predicativas; y para las individuales y enunciativas.

La extensión de un enunciado es un valor de verdad è el valor de verdad es lo que tienen en común los enunciados equivalentes. Enunciado: expresión predicativa de grado cero, sin argumentos equivalentes a cualquier otro enunciado con el mismo valor de verdad.

La intensión de los enunciados; el criterio de la equivalencia lógica asigna a estos las proposiciones como intensiones.

Una proposición no es una entidad lingüística, sino extralingüística è pero puede ser captada en el lenguaje. En sí misma es independiente del lenguaje (aunque pueda ser expresada por él). Es objetiva: no depende de la existencia de mentes individuales o procesos de comprensión o captación.

Carnap se planteó dos de estos problemas:

1)                   La relación de proposiciones con los hechos è las proposiciones verdaderas son los hechos y no algo que los hechos ilustran o con los que se corresponden.

2)                   Las proposiciones falsas, cuya solución se encuentra en el análisis de su estructura. Son las reglas semánticas las que permiten y forman enunciados cuya intensión es un proposición falsa. Estas se producen en el proceso de combinación semántica que permiten las reglas de la lengua, y pudiera ser consideradas como un resultado secundario de su propia capacidad combinatoria, como una consecuencia de la sobredterminación de la lógica respecto a la realidad.

Las expresiones individuales constantes: su extensión esta constituida por los individuos referidos por dichas expresiones. La intensión de las expresiones nominales ha de ser aquello que tienen en común si son lógicamente equivalentes è la expresión de un mismo concepto individual.

El sistema semántico de Carnap se vuelve más complejo, pues incluye asignaciones de extensiones e intensiones a otras categorías lógico-lingüísticas, como functores, variables, descripciones, etc. Pero el principio que lo anima, constructivismo lógico-semántico, es el mismo. Cada noción o concepto es producto de una cuidadosa definición, basada en nociones o conceptos más básicos desde el pdv lógico è le permitió abordar los problemas semánticos de los sistemas lógicos y también las más sofisticadas cuestiones semánticas de las lenguas naturales.

También constituye una aportación seminal en campos concretos: tratamiento de contextos opacos y de oraciones de creencia.


[1] Apuntes tomados del libro “FILOSOFIA DEL LEGUAJE” de Eduardo de Bustos Guadaño,UNED, 1999 Madrid pgs. 332-366

Publicado en Temas de pensamiento y reflexión. | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

DIALOGOS DE CONOCIMIENTO: LOCKE Y EL LENGUAJE

DIALOGOS DE CONOCIMIENTO: LOCKE Y EL LENGUAJE

Vamos a ver qué nos tiene que contar Locke acerca del lenguaje en su vertiente filosófica. Cómo incardina su teoría lingüística de carácter semiótico basado en la semántica como instrumento para definir o encontrar la clave del conocimiento o modo de entender la realidad por parte del ser humano.

—     Se origina o tiene su fundamento en la parte III de su Ensayo sobre el entendimiento humano, ¿no?

—    Exacto, su libro tercero, el cual es la primera obra que expone sistemáticamente las tesis semánticas basadas en el giro epistemológico cartesiano.

—    ¿En qué consiste?

—    En elaborar una teoría del lenguaje para resolver problemas epistemológicos ligándolos a problemas semánticos. La solución a los problemas del conocimiento viene dada por la solución a los problemas del lenguaje o modo de entenderse del hombre.

—    Pero Locke es el padre del empirismo británico, ¿cómo aborda el sistema lingüístico? ¿Cómo se acerca al lenguaje?

—    Estableciendo límites al conocimiento.

—    ¿Qué límites?

—    Sólo puede hablarse de aquello de lo que tengamos conocimiento.

—    Entonces la propia naturaleza pone límites al conocimiento.

—    Esto es. Y es el conocimiento quien pone límites a aquello que podemos expresar mediante el lenguaje.

—    En cierta medida, parece influido por el concepto baconiano de la naturaleza y el hombre.

—    En efecto; y la aplicación por Locke de la metodología de F. Bacon en su Novum Organum, es fundamental para el desarrollo de la concepción empirista.

—    ¿Por qué?

—    Porque refuta la concepción apriorista y se centra inflexiblemente en los hechos.

—    ¿En qué manera afecta eso al lenguaje?

—    En que producen desconfianza los usos apriorísticos, establecidos del lenguaje, porque se tiene el convencimiento de que su mensaje viciado expresa contenido incierto y confuso.

—    La sugerencia, pues, es concebir un nuevo lenguaje, pero, ¿cuál?

—    El matemático basado en la lógica de conceptos.

—    ¿Por qué?

—    Porque se tenía el convencimiento desde Galileo de que la naturaleza tiene estructura matemática, y que por lo tanto…

—    … cualquier expresión de esa naturaleza, cualquier acercamiento verídico a ella debía expresar sus contenidos en un lenguaje verificable, matemático.

—    Esto es.

—    ¿Esto no convierte el estudio del lenguaje en una especie de relación semiótica entre la naturaleza y lo expresable?

—    En cierto modo, sí.

—    ¿De qué manera?

—    Por medio de una investigación doble.

—    ¿Cómo es posible?

—    Una primera investiga la relación entre las palabras y las ideas, y una segunda, las ideas y las cosas.

—    ¿Como los modistae?

—    Sí, pero la relación establecida entre la realidad y el lenguaje es inversa.

—    Vamos a ver; los modistae partían de la esencia, y de aquí a través de la aplicación de la inteligencia o modo de captación, se determinaba la elocución o forma de decir las cosas, su significación.

—    Exacto, sólo que Locke parte de la significación y dice que ésta es arbitraria en su modo de significar y que, por tanto, efectúa la manera como son aprehendidos los conceptos naturales.

—    Esto explica por qué se da tanta importancia a la crítica de las convenciones lingüísticas tradicionales.

—    Efectivamente.

—    ¿Por qué, exactamente?

—    Porque el análisis de la realidad así verificado carece de verdadero conocimiento.

La idea

—    Vamos ahora a analizar el principal concepto de Locke en su teoría semántica.

—    ¿Cuál?

—    El de idea.

—    Pero este término ha sido utilizado antes de Locke, no representa una novedad y puede ser confundido con otras concepciones que tiene su mismo nombre.

—    Cierto, pero en esto Locke se dejó influir por la tradición academicista. Quizá pensó que era más fácil de aprehender la teoría que iba a explicar si la encerraba en un concepto de todos conocido al que tan solo había que reconfigurar cambiando los sentidos y los matices, como así hizo.

—    ¿En qué consiste, pues, su concepción de idea?

—    Pues básicamente en que las palabras significan ideas.

—    Explica mejor, no lo capto.

—    Vale. Hay que imaginar dos pasos: el primero, Locke considera las ideas como un cierto tipo de signos de las cosas.

—    Es un plano fundamentalmente abstracto, ¿no?

—    Sí.

—    ¿Y el segundo?

—    Las palabras como signos de las ideas. Repito, su teoría semiótica formula cómo las palabras significan ideas, y éstas pueden ser individuales y generales.

—    Esto es como decir que las palabras nada significan, que sólo lo hacen las ideas particulares de cada individuo.

—    Exacto, y que sólo cuando estas ideas necesitan ser expresadas para que sean entendidas por otros, han de ir revestidas o deben ser formuladas en un código que debe ser aprendido por todos.

—    ¿No quedan excluidas entonces las acepciones metalingüísticas de la lengua?

—    Así parece, y es más, la teoría del significado; por este motivo atañe a los términos categoremáticos.

—    Es decir, básicamente se trata de una teoría nominalista.

—    Correcto, porque centra su análisis sobre la categoría del nombre, concede máxima importancia a la función nominativa: nombres y predicados verbales.

—    Volvemos a la importancia capital de los enunciados como contenidos de las ideas, o conceptos.

—    Eso es; no olvidemos que fundamentalmente las reflexiones sobre el lenguaje realizada por filósofos concede a éstas el valor instrumental para asegurar, limitar o apoyar los conceptos epistemológicos de su sistema de ideas.

—    Lo que centra el tema del debate en cómo se produce la comunicación.

—    En efecto, s podemos establecer las condiciones de la comunicación, podremos asegurar científicamente el intercambio de ideas.

—    Lo que parece llevarnos a una reflexión primera acerca de la función del lenguaje. Si logramos establecer los términos de su funcionalidad, podremos determinar sus condiciones de posibilidad, y una vez hecho esto definir sus parte, delimitar sus logros y analizar sus fines.

—    Exacto; y lo primero de todo es que la función del lenguaje para Locke es conseguir un canal para lanzar al exterior el mundo de las ideas individuales.

—    La conexión de las mentes.

—    Eso es, en definitiva, la comunicación, que no es otra cosa que el hecho real de una exposición de ideas por parte de un individuo y una captación y aceptación de esas ideas por parte de un auditorio.

—    Pero, s hemos dicho que las palabras sólo significan ideas y éstas se encuentran en la mente del individuo, porque la realidad sólo se capta en forma de idea y está asimilada en el ámbito de la experiencia, ¿cómo se explica el aprendizaje del lenguaje que hace posible que esa idea se exteriorice del individuo y pueda hacerse comprensible a otras mentes que tal vez no dispongan de esa experiencia?

—    Es complicado y sencillo a la vez. Veamos. Hemos dicho que el lenguaje permite referirse a la realidad sólo a través de las ideas, ¿no?

—    Sí, es verdad.

—    Por lo que, representando el fruto de la experiencia solamente el lenguaje perdería significatividad.

—    Explícalo mejor.

—    Que sólo podemos hablar de manera significativa de lo que hemos experimentado.

—    Ya lo tengo, que los límites del lenguaje han de coincidir exactamente con los de su experiencia individual.

—    Sí, pero Locke, ante esta limitación de su propia etimología, se socorre de dos ideas principales, que son auxiliares y se apoyan en presunciones, no en hechos empíricos.

—    Es decir, que para intentar explicar un hecho empírico como es la comunicación tiene que recurrir a teorías implausibles, es paradójico.

—    Cierto.

—    Muy bien, ¿y cuáles son estas dos tesis?

—    La primera se basa en la presunción de que las ideas que tienen los demás en su mente son similares a las nuestras.

—    La tesis de la similitud de la especie, lo mismo que compartimos necesidades, y es obvio que también aspiraciones, sensaciones y sentimientos, ¿por qué no íbamos a compartir básicamente las mismas ideas?

—    Así es.

—    ¿Y la otra?

—    Realizamos una ilusoria o falsa relación directa entre lenguaje y realidad, compartimos la creencia de que nuestras palabras se refieren a la misma realidad.

—    Pero, desde la perspectiva lockeana es una concepción equivocada del funcionamiento del lenguaje.

—    ¿Por qué?

—    Porque partimos de una necesidad apriorística de dar valor de realidad a nuestras afirmaciones.

—    Así Locke distingue el uso significativo del asignificativo de las palabras, este último es el que nos permite aprender, aunque sólo sea ilusoriamente, siendo capaces de usar palabras a las que no asociamos ideas, exactamente igual que a loros.

—    Ya, ya.

—    Para el aprendizaje es esencial porque podemos indicar la existencia de una realidad no experimentada a personas distintas de nosotros. El que las aprende, aprende lo mismo que nosotros sabemos.

—    Luego, para que haya comunicación ha de haber identidad de denominaciones e identidad de ideas.

—    Correcto. La clave para entender el proceso de comunicación lockeano se encuentra en la sinonimia, tanto en signos como en ideas.

—    De este modo queda resuelto el problema de Locke sin que se resienta mucho su edificio empírico, porque aunque parte de suposiciones, el resultado es el hecho empírico de la comunicación.

—    Esto es; los hombres pueden tener las mismas ideas porque experimentan una realidad igual y sus herramientas perceptivas de esta realidad son similares.

—    Basada en la especie humana. Por esto, quizá le es fácil a Locke a partir de aquí justificar la existencia de ideas generales, que es una especie reducida del mundo de las ideas platónicas, ¿no?

—    No exactamente; pero sí una base no tangible que constituyen el significado de los nombres comunes. Porque lo general, como tal, no existe, sino que es producto del entendimiento.

—    Luego es el entendimiento el que, tendiendo a generalizar la experiencia de lo real, expande en una especie de esencia de la especie.

—    Si, es el precedente del intensionalismo moderno.

—    ¿En qué sentido?

—    En el sentido de que no se identifican conceptos con las clases extensionales correspondientes, los nombres etiqueta, sino con conjuntos de propiedades definitorias, es decir como lo que define ese nombre y que se aplica a todos los miembros de su clase en cuestión. El nombre es realmente una definición de propiedades esenciales.

—    Es algo complicado.

—    Toda la teoría semiótica lockeana se basa en el concepto de especie, la generalidad la garantiza la similitud de los individuos, por eso dice Locke que todas las cosas que afectan a la naturaleza se propagan por simiente, es decir, el mismo término corresponde a una misma idea general formada basándose en la similitud entre los individuos de la especie en cuestión.

—    Eso explicaría que la abstracción que nos hace más de una especie es la esencia misma de esa especie, ¿no?

—    Bien dicho. Lo que acerca la postura lockeana a la conceptualista moderna.

—    ¿Cómo?

—    Siendo que el significado de los términos generales el realmente…

—    ¿..el concepto?

—    Pero, ¿fundamentado en qué?

—    En las sustancias

—    ¿..y equivalente a…?

—    La totalidad de los componentes estructurales.

—    Correcto; así el significado se corresponde con la idea abstracta basada en la esencia nominal.

—    Entonces, ¿se aplica siempre esta disimilitud entre la esencia real y nominal?

—    No, sólo en el caso de las sustancias, porque en el caso de los nombres de las ideas simples y los modos, las ideas coinciden, o no hay disimilitud.

—    Entonces, hemos terminado con la teoría semiótica de Locke, ¿no es así?

—    Sí, pero nos queda analizar las ideas de su gran refutador, Leibniz, y su ataque con el sistema semiológico que pretende transformar el lenguaje en un instrumento cognitivo.

Publicado en Discusiones y diálogos | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario